Las combinaciones de dos productos que sean potencialmente beneficiosos para la piel. Es una oportunidad única, por eso nace la inquietud con respecto al retinol y vitamica C. Sobre su factibilidad en cuanto a mezclarlos para su aplicación. Ambos como tal, son antioxidantes. Y cumplen con funciones específicas, pero muy similares.

En el caso del uso de retinol. Se orienta a suministrar vitamina A que regenera las células y activa el colágeno. Mientras que la vitamina C. Se encarga de prevenir el envejecimiento. Siendo un elemento imprescindible para reducir las líneas de expresión. Reparando los daños ocasionados en la epidermis de la piel.

Un tratamiento de retinol y vitamina C. Genera resultados óptimos enfocados en propiciar el antienvejecimiento. Alcanzando efectos más profundos. Pero ¿se pueden mezclar? Sigue leyendo para descubrir. Si es viable y beneficioso realizar este procedimiento.

También puedes ver: Los mejores tratamientos para las ojeras

Retinol y vitamina C, ¿Se pueden mezclar?

Retinol y vitamina C, ¿Se pueden mezclar?

En el mercado de cosméticos y tratamientos de cuidado para la piel. Pueden existir distintas opciones que fortalezcan su apariencia y cuidado. Como es el caso del retinol y vitamina C. Dos alternativas que presentan innumerables beneficios. Sirviendo como antioxidantes. Promotores del antienvejecimiento con potencial. Para regenerar tejidos y activar el colágeno en su justa medida. Favoreciendo la juventud del rostro. Y así demorar los signos de la edad.

Para ser más específicos sobre la función de cada uno. En el caso del retinol, se encarga de renovar las células de la epidermis. Mejorando su textura, tratando las arrugas en sus diferentes formas. Gracias a su derivación en vitamina A. Transforma la piel sirviendo de barrera protectora. Rejuveneciendo y mejorando el estado de las líneas de expresión. Haciendo que la cara luzca más fresca y radiante. A cualquier hora del día por sus fuertes efectos anti-edad.

Retinol y vitamina C, ¿Se pueden mezclar?

Sobre la vitamina C. Esta también trabaja en función de conservar la piel más joven. Bloqueando el envejecimiento prematuro. Ofrece luminosidad, estimula el colágeno. Provee de elasticidad, cuenta con propiedades de exfoliación. Elimina manchas de sol y retrasa los signos de la vejez. Operando como ayudante para estar cada vez más joven. Con una piel lisa, radiante y saludable.

Los dos tienen propósitos similares en cuanto a mantener el semblante más joven. A la par de proporcionar sus particulares vitaminas. Todas orientadas a fortalecer la epidermis. Hasta hacerla más fuerte, protegerla. Y que se regenere en su totalidad para dejar fuera cualquier presencia de mancha. Acné, despigmentación o detalles irregulares. Actuando en la protección del rostro de manera profunda.

¿Es posible mezclarlos?

Retinol y vitamina C, ¿Se pueden mezclar?

Tomando en cuenta que el retinol y vitamina C son antioxidantes, enfocados directamente en el rejuvenecimiento de la piel en el rostro con acción propiamente exfoliante, la cual ayuda directamente a corregir las imperfecciones. La respuesta sobre si es posible mezclarlas para aplicar como uno solo, no es viable. Ya que podríamos sobreexponer nuestra condición de piel, al punto de provocar muy probablemente efectos secundarios e irritación.

No obstante, si podemos aplicarlo por separado, uno en la mañana y el otro en la noche. Por ejemplo, en el horario matutino a plena mañana, podemos usar la vitamina C que provee de un rostro iluminado neutralizando los radicales del sol y previniendo las arrugas, convirtiéndose en un aliado contra los agentes externos del ambiente para no sufrir daños mayores estimulando la elastina.

Seguidamente, cuando llegue la noche optaríamos por el retinol, el cual sirve como restaurador de la piel activando su acción hidratante, corrigiendo las líneas de expresión, sirviendo de exfoliante ante las impurezas acumuladas durante el día, equilibrando el tono de piel aportando los nutrientes de la vitamina A para su rejuvenecimiento correspondiente.

Evidentemente, no perderíamos el beneficio de recibir la bondad del retinol y vitamina c en un día, ya que juntas en el mismo momento puede ser contraproducente. Pero si las usamos a distancia de tiempo, es posible aprovecharlas al máximo como tratamiento ideal en aras de proteger y cuidar nuestra piel.

¿Para qué tipo de piel sirven?

Retinol y vitamina C, ¿Se pueden mezclar? 1

El retinol y vitamina C sirven para determinados tipos de piel que en parte presentan la misma necesidad.  En cuanto a carencia en hidratación, signos de envejecimiento, manchas, acné entre otros padecimientos. Con respecto al retinol, usualmente se aplica en pieles jóvenes, secas, mixtas y grasas que gracias a la presencia que contiene de vitamina A, esta logra revertir las consecuencias del acné aclarando las áreas pigmentadas, hidratando a profundidad y reduciendo el exceso de grasa logrando un equilibrio en su PH, el cual se vio afectado por la contaminación del entorno.

En relación a la vitamina C, es aplicada para todo tipo de piel, especialmente aquellas que asomen señales de líneas de expresión o envejecimiento, actuando en función de reparar las células dañadas, restaurar la superficie de la epidermis y causar un efecto rejuvenecedor activando colágeno, lo cual reduce la presencia de manchas, imperfecciones sirviendo como protector ante las inclementes condiciones ambientales que afecten las condiciones de la piel o aceleren su envejecimiento.

Como bien podemos ver, las dos se encargan de disminuir la probabilidad de envejecimiento en la piel gracias a sus composiciones particulares que se encargan de generar una piel más tersa, suave y fuerte, signos de la juventud pero con una acción completamente restauradora en ambos casos, logrando resultados satisfactorios en la condición del rostro.

¿Cuántas veces puedo aplicarlos en el rostro?

Retinol y vitamina C, ¿Se pueden mezclar? 2

Con respecto a la aplicación efectiva de cada uno, en relación al retinol se puede ir aumentando paulatinamente su uso a medida que vaya observando los resultados, pero en el caso de tener piel sensible, lo recomendable es usar dos veces por semana. Observar en caso de haber reacción o evolución del tratamiento.

En el caso de la vitamina C, esta puede usarse todos los días en la mañana, después de cumplir con la debida limpieza facial para dejar limpio los poros y así lograr un efecto más garantizado en la aplicación del producto, facilitando su absorción en la piel. Lo importante es tomar en cuenta que conforme a la condición que se presente en el rostro, dependerá la frecuencia de su empleo.

Por ello, es vital tener consulta con el dermatólogo para determinar de manera efectiva la frecuencia en el uso de retinol y vitamina c, pues todo dependerá de las condiciones que presente tu piel en caso de ser mixta, grasa, normal o seca con el propósito de no exceder en cantidades ni en relación a la cantidad de días a la semana que necesitarás usarlo. Cumplir con este principio de consulta, garantizará mejores resultados.

Beneficios de usar el retinol y vitamina C

Amplios son los beneficios de usar el retinol y vitamina c, el mismo día pero en diferente horario. Ya que los dos como fuente rica en vitaminas proveen de acción reparadora en la piel, previenen la acumulación de impurezas y agentes que aceleran el envejecimiento prematuro, pues potencian el colágeno y sirven regenerando profundamente las células de la piel con su accionar restaurador.

Como tratamiento que revitaliza tras un día entero de exposición, una alternativa satisfactoria para el rostro son estas dos vitaminas en acción, cumpliendo con la rutina diaria de limpieza facial para luego aplicar estos productos, logrando que actúen favorablemente sobre la piel permitiendo absorber todos sus beneficios aclarando manchas oscuras por exceso de melanina, disminuyendo el estrés oxidativo, fortaleciendo la textura y ayudando a retener la hidratación por más tiempo extendiendo el estado saludable de la piel.

Efectos de unir el retinol y vitamina C

Como te habíamos explicado anteriormente, lo ideal si quieres recibir los beneficios del retinol y vitamina c, es aplicarlas por separado en distintos horarios, uno en la mañana y el otro en la noche a manera de marcar su acción netamente antioxidante en tiempos que no sean iguales para evitar algún tipo de reacción por la presencia acumulada de dos productos con accionante similar.

No obstante, si te atreves a unir ambos productos para usarlos en un mismo momento, el efecto secundario más frecuente es la presencia de irritación en la piel, lo cual incurre en propiciar la sensación incómoda en el rostro, probablemente ante la intensidad y la extralimitación de un contenido con doble potencial de funciones que para la epidermis podría no causar un efecto suave.

Es claro que las ventajas de ambos en materia de piel son numerosas y como dos vitaminas esenciales actúan en función de revitalizar en todo sentido, pero la vitamina A en retinol con la vitamina C, podrían ser más productivas si cubrimos de día y de noche para no dejar de hidratar las condiciones del rostro al despertar y en la hora de descanso, dejándolos actuar en su función reparadora.

Otro aspecto a tomar en cuenta, es la importancia de consultar con un dermatólogo antes de aplicar cualquier producto para la piel en aras de recibir la recomendación más idónea y evaluar cómo se encuentra tu piel para determinar lo que más necesita en su momento bajo las dosis adecuadas y en la frecuencia más beneficiosa posible procurando no proceder sin la orientación del especialista.

Pin It on Pinterest