Los tratamientos estéticos sirven para cambiar algunos detalles del cuerpo que no nos gustan y queremos mejorar. Desde los abdominales hasta detalles en otras partes del cuerpo como por ejemplo el rostro. En este caso, podemos indicar la necesidad de un  aumento de pómulos en hombres. Aspecto muy solicitado, dado a la singular proyección en apariencia, lo cual visualmente se refleja con mayor atractivo y armonía a simple vista.

El aumento de pómulos, es una modificación en las áreas paralelas a la nariz, debido al poco volumen que presentan lo que amerita por cuestiones estéticas aumentar el grosor de dicha zona, logrando con ello afinar el rostro luciendo más joven y firme de piel, redefiniendo los pómulos del hombre y retrasando los signos de la edad, relacionados directamente con el envejecimiento.

También puedes leer: Gel de aloe vera en el cuidado masculino

Aumento de pómulos en hombres

Aumento de pómulos en hombres

Aunque parezca increíble, el aumento de pómulos en los hombres lo acerca más a la juventud. Esta parte del rostro al ser reforzada permite que luzca con más atractivo y causa un efecto favorecedor en el semblante. Por eso, existen distintas formas dentro de la medicina estética que se encargan de realzar este aspecto logrando mediante el tratamiento que las mejillas destaquen y todo luzca completamente terso.

Las alternativas para el aumento de pómulos son varias, desde la más invasiva hasta aquella que de manera sencilla intenta cambiar algunos detalles para crear el volumen que necesita el paciente, tomando en cuenta la fisonomía de su cara para determinar qué tanto necesita y crear esa imagen anhelada la cual busca afianzar su atractivo. Por eso, te traemos las distintas maneras que existen para el aumento de pómulos en hombres.

1.- Implante de silicona

Aumento de pómulos en hombres

En este caso de colocación de implante de silicona, la misma es de tipo ambulatorio con incisión quirúrgica, pero que suele ser el más invasivo de todos, pues consiste mediante la cirugía introducir el implante de silicona a nivel del pómulo logrando efectos más duraderos, cuidando siempre de hacerlo con un profesional de la medicina estética, ya que en ocasiones estos implantes pueden ser desplazados y rechazados por el cuerpo. Lo cual amerita hacerlo en sitios especializados  para la colocación de material en perfecto estado y de calidad.

Dicho proceso puede durar alrededor de una hora, entendiendo que esta prótesis malar consigue un volumen significativo en la zona, modificando notablemente las mejillas cambiando sus proporciones y dando como resultado una imagen distinta la cual en su defecto, suele ser mejorada. Existen a disposición distintos tamaños de implante que el paciente puede seleccionar dependiendo como lo desee y conforme a las recomendaciones de su médico inmediato.

Se debe tomar en cuenta que elegir esta opción, implica el empleo de anestesia local realizando una pequeña incisión dentro de la boca y así poder aplicar la técnica cómodamente y de recuperación rápida.

2.- Rellenos con grasa propia

Aumento de pómulos en hombres

El aumento de pómulos con rellenos de grasa propia también conocido como lipofilling, es una cirugía realizada en quirófano que consiste en transferir grasa localizada de nuestro cuerpo hacia los pómulos, lo cual puede ser del abdomen o en la cara interna de los muslos, la cual es permanente, pues es grasa propia que no pierde vigencia en el tiempo como en el caso del ácido hialurónico.

Esta cirugía de tipo ambulatoria suele ser rápida y sencilla con leve sedación, realizando la extracción de la grasa que el experto considere necesaria, posteriormente pasarlo por un proceso de purificación para obtener las células de grasa adecuadas y de calidad con el fin de inyectarla en la zona que lo requiere, evidentemente en los pómulos para aumentar su volumen.

Como toda cirugía, esta debe ser realizada por profesionales experimentados en el área que cuenten con el equipo de avanzada tecnología, ya que previo a la intervención por rellenos, es necesario hacer una evaluación sobre las condiciones del paciente, el estudio del porcentaje de reabsorción de la grasa y el resultado final tras realizar la cirugía, lo que implica hacer una serie de valoración antes de poner manos a la obra y así asegurarnos de que todo salga conforme a las expectativas del paciente y lo recomendado por su médico.

3.- Aumento de pómulos con ácido hialurónico

Aumento de pómulos en hombres 1

Con respecto al aumento de pómulos con ácido hialurónico, este consiste en hacer una aplicación inyectable que puede finiquitarse en una sola sesión que puede durar hasta 45 minutos ante lo cual debe hacerse una limpieza profunda en el rostro antes de proceder. Posteriormente, se aplica una crema especial anestésica para realizar la infiltración y así poder de manera segura cumplir con el procedimiento de aumentar el volumen de los pómulos.

Sobre los efectos secundarios, no se evidencian al realizar este proceso, ya que el ácido hialurónico es compatible con nuestro cuerpo reduciendo los riesgos de reacción alérgica o consecuencias derivadas al producto. Esta alternativa es poco invasiva y en ocasiones no necesita colocar anestesia, pues todo dependerá del grado de sensibilidad que registre el paciente.

Si decides esta opción para el aumento de pómulos, debes tomar en cuenta que no es permanente, pues es un producto reabsorbible y suele durar aproximadamente 12 meses, dependiendo de las condiciones del paciente, su edad y los cuidados que aplique para detener el deterioro del mismo en el tiempo.

¿Quién puede hacerse un aumento de pómulos?

Aumento de pómulos en hombres 2

Los candidatos ideales para este tipo de tratamiento estético de aumento de pómulos, son aquellos que presenten una considerable disminución de volumen en esta parte del rostro producto de la vejez o pérdida de peso que también incide en la fisonomía de la cara, luciendo un poco más flácida. Aunque de igual forma se hace si el paciente desea redefinir esta área por lo que un retoque contribuiría a mantenerlo intacto.

Muchas veces la disminución de los pómulos, refleja una cara de mayor cansancio o envejecida, por lo que muchos acuden a este tipo de transformación para darle un aire de frescura a la carta de presentación que se observa en primera instancia, beneficiando con el aumento de pómulo el tener una imagen más joven, firme y tersa. Claro está que el médico solicitará los exámenes previos que sean pertinentes para confirmar la factibilidad de determinado tratamiento.

¿Qué hacer antes de un aumento de pómulos?

Aumento de pómulos en hombres 3

Lo primero que debes hacer antes de un aumento de pómulos, es asegurarte de que estás en manos de profesionales para someterte a este tratamiento. Debe ser una clínica autorizada que cuente con los implementos tecnológicos necesarios, las instalaciones adecuadas y los médicos especialistas en el área estética que posean la experiencia para proceder con las técnicas en aras de mejorar la zona de los pómulos.

Luego de esto, sería cumplir con las sugerencias médicas antes de la fecha prevista para la cirugía, sea implante o en el caso de aplicación de inyecciones, tomando en cuenta que depende el tipo de técnica a realizar para el aumento de pómulo, vendrían las recomendaciones más adecuadas, aunque para todos los casos, se debe procurar no entrar en contacto con el sol las primeras 24 horas, nada de aplicaciones extras en cremas que no estén recomendadas por su médico y evitar contacto brusco hacia la zona.

Por ende, al momento de realizar el tratamiento, el rostro debe estar profundamente limpio para cualquiera que sea el procedimiento a seguir, no haber tomado ningún medicamento antes de la realización de la cirugía en caso de implantes o informar al especialista para conocer las contraindicaciones según sea la situación. Lo importante siempre es mantener informado a quien se encargará de realizar el trabajo, para no generar reacciones al momento de aplicar el producto o hacer la intervención.

Recomendaciones después de un aumento de pómulos

Las mejores recomendaciones después de un aumento de pómulos en caso de haber sido la aplicación de cirugía más invasiva como en el caso de los implantes con siliconas, es primero que a la hora de dormir tu cabeza esté elevada y se evite contacto directo con la zona comprometida. Cumplir con las debidas citas al médico para la revisión correspondiente y así evaluar el nivel de aceptación de los implantes, la evolución en recuperación y los resultados obtenidos a la fecha.

Del mismo modo, solo tomar los medicamentos indicados por el experto y evitar aplicar cremas o productos químicos las primeras 24 horas del implante o el tiempo que lo indique su médico tratante, a manera de no afectar el trabajo realizado en la cirugía. Lo básico y fundamental, es seguir al pie de la letra las indicaciones del especialista para poder alcanzar los resultados esperados.

Evidentemente, es necesario mantener los cuidados necesarios en cuanto a higiene y protección se refiere, para no lastimar o contaminar esta parte que más allá de tener la ventaja en recuperación rápida, es pertinente no abusar de dicha intervención aplicando productos que puedan perjudicar la evolución del tratamiento estético. Seguidamente, cumplir con los consejos del experto para la durabilidad del tratamiento en el escenario de haber optado por el ácido hialurónico, ya que en este aspecto particular, el tiempo de duración puede llegar a ser máximo de un año.

Con respecto al panorama de una intervención que sí duraría más tiempo en resultados, es conveniente acompañarlo de cuidados para que el aspecto del rostro nunca pierda su rejuvenecimiento natural en el aumento de pómulos.

Pin It on Pinterest