Como crecer más es una de las cuestiones que preocupan a un gran número de hombres. Junto con la calvicie, el problema de la altura es, probablemente, uno de los que más acompleja a los varones, ya que el ideal masculino que las mujeres parecen desear siempre está relacionado con una buena estatura. La pregunta es entonces, ¿Hay algo que se pueda hacer al respecto o la genética determina la altura sin que sea posible modificarla?

El periodo de la adolescencia es el más propicio para poder inducir cambios en la estatura. Durante estos años las placas de crecimiento de los huesos no han terminado aún de cerrarse, y además se trata de la etapa en la que el cuerpo produce una mayor cantidad de hormona del crecimiento. De ahí que no sea extraño observar cambios en la estatura de los adolescentes en periodos muy breves (lo que habitualmente se conoce como “el estirón”).

Teniendo en cuenta que se dan las condiciones propicias, todo lo que se haga en estos años puede resultar mucho más efectivo que cualquier medida que se pueda tomar después de los 21-22 años de edad, que es cuando las placas de crecimiento terminan de cerrarse.

Por lo tanto, es cierto que la altura puede llegar a modificarse, y para ello pueden ponerse en práctica algunas de las cosas que se mencionan a continuación. Su efectividad varía de unos casos a otros, pero lo que es cierto es que cuanto a más temprana edad se lleven a cabo, mejores resultados pueden esperarse.

 

Cuidar el sueño y la alimentación

Las horas de sueño son aquellas en las que se produce una mayor cantidad de hormona del crecimiento. Por lo tanto, para favorecer un aumento de estatura será conveniente dormir un mínimo de 8 horas, periodo que puede llegar a alargarse hasta 11 en la adolescencia. Un descanso suficiente y regular favorecerá la producción de esta hormona, logrando maximizar el potencial de crecimiento.

La nutrición también juega un importante papel en cómo crecer y lograr el máximo desarrollo. La comida basura es muy pobre en nutrientes, por lo que debe ser evitada tanto como sea posible. Por otro lado, un aporte generoso de proteínas en la dieta, beber mucha agua, y el consumo regular de alimentos que contengan vitamina D, zinc y calcio, son las mejores directrices que pueden darse al respecto de la alimentación cuando el objetivo es tratar de ganar altura.

 

Ejercicios para aumentar la altura

El ejercicio físico en general ayuda a mejorar la producción de la hormona del crecimiento, pero algunos en concreto pueden tener un mayor impacto en el desarrollo de la altura. Se trata de actividades dirigidas principalmente a estirar la columna vertebral y las articulaciones de la rodilla, alargando y estirando los cartílagos. Algunos ejemplos son:

 

Natación: la natación es una actividad que requiere de estiramientos máximos, lo que, con el tiempo, puede llegar a afectar positivamente a la altura. Eso sí, es necesario realizarla de forma consistente y al menos 5 horas semanales para poder lograr beneficios.

 

Colgarse: El ejercicio de colgarse de una barra puede ayudar a alargar la columna vertebral. Debe realizarse un mínimo de 10 segundos cada vez, estirando las vértebras. Pasado un tiempo se pueden añadir pesos en los tobillos.

 

Colgarse de manera invertida: Para este ejercicio se utilizan las llamadas botas de gravedad. Se trata de un sistema que ha registrado resultados sorprendentes, dándose casos de mejoras en altura de más de 1 cm con su uso prolongado.

 

Estiramientos: Cualquier tipo de estiramiento de piernas y espalda puede ser beneficioso para el crecimiento. En este sentido, apuntarse a Yoga puede ser una actividad que ofrezca muchos beneficios no sólo mentales, sino también físicos.

 

Adoptar una postura correcta: además de que estar erguido  crea la sensación de mayor altura, también colabora a alargar la columna en periodos de crecimiento.

 

 

Cirugía

Este procedimiento es poco frecuente, debido a su alto coste y complejidad. En un primer momento se empleaba para corregir problemas de crecimiento irregular, e incluso para casos de enanismo, pero como es lógico, la demanda de clientes hacia esta intervención terminó por otorgarle una mayor presencia en el ámbito de la cirugía estética.

Para realizar la intervención hay que llevar a cabo la fractura de los huesos de la tibia e insertar unas varillas microscópicas que se irán extendiendo a razón de 1 mm por día aproximadamente, para lograr el aumento de altura. Un proceso muy doloroso que la mayoría de personas prefiere evitar.

 

Calzado y alzas

Si bien no se trata de un procedimiento que mejore el crecimiento, el uso de zapatos especiales con alzas es una de las formas más sencillas, rápidas y baratas de parecer más alto. Compañías como Zerimar venden este tipo de calzado que es muy demandado por quienes quieren aparentar una mayor estatura.

 

Píldoras y suplementos para crecer

En el mercado actual de los suplementos, también pueden encontrarse productos para ganar altura. Quienes buscan cómo crecer, encontrarán en el sulfato de glucosamina un aliado para aumentar el volumen de los cartílagos. Un estudio llevado a cabo en 2002 demostró que el uso de este sulfato de glucosamina, administrado a una dosis de 1500g al día, produjo un crecimiento de entre 2 y 4 mm en los individuos del grupo de control en tan sólo 1 mes. De ello se deduce que su consumo regular, y a largo plazo, puede producir mejoras significativas.

VER PRECIO Y DISPONIBILIDAD EN AMAZON!

La marca HGH proporciona una serie de suplementos destinados exclusivamente al crecimiento, y otros suplementos como Peak height están elaborados con una combinación de ingredientes destinados a este fin.

 

Programas de crecimiento

La venta de cursos y programas online toca cualquier ámbito del conocimiento, y aunque parezca sorprendente, existen cursos que enseñan técnicas y métodos para este propósito. Quienes estén dispuestos a hacer el esfuerzo de llevarlos a cabo, podrán adquirir programas como:

 

Cómo crecer: conclusiones

Después de ver todas las opciones disponibles, la conclusión es que cada persona encontrará unos métodos u otros más apropiados a su situación. Probablemente la combinación de varios de ellos ofrezca los mejores resultados, pero lo que sin duda debe animar a todos aquellos que se preguntan si es posible crecer en edad adulta y sin recurrir a la cirugía, es que la respuesta es afirmativa.

Pin It on Pinterest

Share This