La andropausia es uno de los principales problemas que surgen cuando avanza el envejecimiento masculino. Durante esta etapa se produce el descenso de las hormonas masculinas, el equivalente a la menopausia en el sexo femenino. Es entonces cuando comienzan los problemas de disfunción eréctil y el inicio de otras disfunciones orgánicas.

Sigue leyendo, que te explicaremos todo lo concerniente a la andropausia. Los síntomas y los efectos psicológicos que produce en el hombre. Así como también los tratamientos que puedes adoptar en caso de encontrarte en esta etapa del ciclo de vida masculino.

¿Qué es la andropausia?

Cuando el hombre se encuentra en la pubertad, comienza un súbito ascenso de las hormonas segregadas por los testículos y las glándulas suprarrenales. Donde aparecen los caracteres sexuales masculinos. Una de estas hormonas, denominada testosterona, es la que disminuye durante la andropausia. Esta etapa hace su aparición los 40 y 50 años de edad.

La disminución de esta hormona influye en muchos aspectos físicos del hombre. Incluyendo no solamente los órganos sexuales, sino además cerebro, músculos, huesos, piel y cabello, entre otros.

Causas de la andropausia

Como mencionamos ya anteriormente, este paso natural, que ocurre durante el ciclo de vida masculino. Tiene como causa principal de la andropausia la pérdida gradual de la hormona denominada testosterona. A partir de los 40 años se ha estimado una pérdida del 1 al 2% de testosterona anual. Llegando a la séptima década de vida, la pérdida se estima en algo más del 30%.

La andropausia se conoce también como hipogonadismo tardío, síndrome de déficit de testosterona (SDT) o la denominación clásica: climaterio masculino. Hasta ahora el proceso antes descrito no tiene un tratamiento específico, aunque sus síntomas y señales pueden controlarse y aliviarse.

Existen, además otros factores que predisponen al sexo masculino a la aparición más temprana que tarde de esta condición y que pueden agudizar sus síntomas. Entre los cuales destacan los que exponemos a continuación:

  • Tener un índice corporal de 30 o más.
  • Afecciones de la tiroides.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Presencia de diabetes.
  • El uso indiscriminado de medicamentos
  • El estrés
  • Predisposición genética
  • Abuso de tabaco, drogas, alcohol u otras sustancias psicotrópicas.

 

Síntomas de la andropausia

Es posible que el hombre manifieste cambios apreciables durante la aparición de la andropausia. Los síntomas más importantes que están asociados al déficit gradual de testosterona se destacan a continuación:

  • Disminución del vigor sexual (disfunción eréctil)
  • Nerviosismo y sudoración
  • Pérdida de la lívido (interés sexual)
  • Irritabilidad
  • Agotamiento permanente
  • Dificultad para dormir
  • Problemas con la memoria
  • Aumento de peso
  • Pérdida de masa corporal
  • Pérdida del cabello

Efectos psicológicos de la andropausia

A los síntomas de andropausia antes descritos, se le suman los efectos de índole emocional o psicológico derivados de esta nueva condición, relacionada con la disminución de los niveles de testosterona. Algunos de estos efectos psicológicos son los siguientes:

  • Pérdida de interés o de placer en las actividades diarias.
  • Sentimientos de inutilidad, culpa excesiva o autorreproche.
  • Presencia de desesperanza, apatía o tristeza.
  • Indecisión y falta de concentración.
  • Falta de iniciativa en las actividades a realizar.
  • Cambios en el modo de relacionarse socialmente.
  • Rasgos de inseguridad en sus actividades habituales
  • Tristeza patológica.

¿Es lo mismo andropausia que menopausia?

La aparición de la andropausia, su intensidad y momento en que se manifiesta en el sexo masculino es variable entre unos y otros. La menopausia hace su aparición en todas las mujeres, pero también varía la intensidad en sus inicios.

En la menopausia se detiene el ciclo de producción de óvulos, descienden los niveles hormonales y finaliza el período fértil femenino. A diferencia de la menopausia, durante la andropausia continúa la producción de espermatozoides. El hombre continúa siendo fértil hasta avanzada edad.

En la andropausia, los niveles de testosterona van descendiendo de forma gradual a lo largo de varios años, mientras que la mujer, con la llegada de la menopausia, finaliza la producción de óvulos y concluye su período fértil aproximadamente a los 50 años de edad.

En ambos casos, tenemos que concluir que estas etapas, tanto la andropausia como la menopausia, deterioran la calidad de vida en uno u otro sexo respectivamente.

Tratamiento para la andropausia

andropausia

La andropausia o climaterio masculino forma parte de las etapas o ciclo de vida del hombre, y como tal es una condición, no una enfermedad. Es la etapa de envejecimiento del sexo masculino. Sus síntomas pueden ser mitigados con la llamada terapia hormonal de reemplazo.

El tratamiento de la andropausia comprende la compensación del déficit de testosterona a través de su administración por vía oral, geles o parches cutáneos. También inyecciones intramusculares. El inicio de esta terapia hormonal de reemplazo varía según la intensidad de los síntomas. Durante la administración de la hormona testosterona se hace necesario el monitoreo periódico del paciente.

Efectos secundarios

Es necesario hacer hincapié que dicha terapia no está exenta de efectos secundarios. Ciertas investigaciones conducen a que la administración de la terapia hormonal puede llevar al crecimiento de la próstata, con sus consecuencias. También puede aumentar el riesgo de problemas cardíacos, apnea del sueño y formación de coágulos de sangre en el sistema circulatorio.

Si a esto se le añade hipertensión o diabetes, se considera el riesgo aún mayor. Debe evaluarse adicionalmente la interacción de esta terapia con los medicamentos para el control de estas dolencias.

Recomendaciones adicionales

Si sumado a esto deseas complementar tu calidad de vida te sugerimos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Cuida tu alimentación: Consume una dieta equilibrada, ingiriendo alimentos bajos en grasa y ricos en fibra y proteínas.
  • Reduce o elimina el consumo de sustancias tóxicas o psicotrópicas: Modera el consumo de bebidas alcohólicas y sustancias estimulantes como la cafeína.
  • Evita fumar: Si fumas, es conveniente eliminar el tabaco.
  • Realiza ejercicios regularmente: Nada como una buena caminata diaria. Controlas el peso y ganas masa muscular.
  • Consulta permanente con tu médico de cabecera: El médico te ayudará a avaluar periódicamente tus avances y cualquier situación adicional que pueda presentarse.
  • Comunícate con tu pareja: Tu pareja puede apoyarte en esta etapa y continuar en confianza con una satisfactoria vida sexual juntos.

 

 

Pin It on Pinterest