El estudio EDEM refleja que tan sólo un 12% de los hombres con edades entre los 25 y 70 años ha tenido problemas por lo menos una vez con su potencia sexual, la cifra es pequeña pero no refleja el daño que realmente le produce a muchos hombres. Para muchos hombres, su vigor y su masculinidad están íntimamente asociados a lo que tiene que ver con su potencia sexual. Un término que para muchos genera algo de confusión, pues no existe una definición real de lo que es, pero que para los hombres significa mucho al momento de acudir a una relación sexual.

En pocas palabras, potencia sexual se acuña para la capacidad que tiene el hombre de sostener una relación sexual por un tiempo determinado. Ello implica no solo el acto en sí, sino poder mantener la erección sin eyacular durante el lapso del coito. Pero qué hacer cuando la virilidad no es suficiente. ¿Es el inicio del declive sexual para el hombre? ¿Existen métodos que le permiten regresar a una vida sexualmente activa sin que ello conlleve al uso de fármacos? Son parte de las interrogantes que aparecen cuando se percibe que el órgano no está funcionando bien.

Hay aspectos como la edad que va en detrimento de la potencia sexual, sin embargo, hay estudios que indican que productos habituales producen disminución de la virilidad. El alcohol, las drogas, sobrepeso y otros elementos influyen negativamente en lo que se quiere prolongar por mucho más tiempo.

También puede interesarte: ¿Cómo aumentar la virilidad de forma natural?

¿Qué hacer sí disminuye la potencia sexual?

potencia sexual

De acuerdo a lo expresado por Emma Ribas, psicóloga y sexóloga, solo un porcentaje mínimo de los hombres acude al médico al presentar síntomas relacionados con la impotencia o la reducción de la potencia sexual. “Sólo acuden a un médico el 16,5% de los afectados. Hay miedo. Entre los hombres casi es un tabú. Sienten amenazada su masculinidad”, refiere la especialista.

Ribas agrega que es importante saber que lo más importante para poder acceder a un tratamiento temprano sobre esta enfermedad tiene que ver con la aceptación del problema. “El hombre no se permite fallar. Hay mucha autoexigencia y perfeccionismo entorno a las relaciones sexuales. Y hay mujeres que también creen que si el hombre no está totalmente excitado es por culpa de ellas, con lo que aumenta la autoexigencia para satisfacerlas. Eso mismo produce mayor ansiedad. «Es un pez que se muerde la cola” explica Emma Ribas.

Dado el paso de la aceptación y dejar atrás el miedo. El hombre debe estar claro que tras acudir a especialistas o someterse a un análisis clínico, podrían aparecer determinadas afecciones que serían la causa de esa disminución de virilidad.

“Es importante que el paciente esté consciente que se deben descartar diversas causas, unas pueden ser de orden cardiovascular, otras de tipo neurológico, en fin cualquier elemento orgánico o no que pueda estar afectando el desempeño normal de un hombre durante el acto sexual” refiere Luis Rodríguez Coordinador del servicio de urología del Hospital de Zaragoza.

Cambios placenteros

potencia sexual

Todo hombre, desea mantener por muchos años la potencia y vigor de cuando se tienen 20, sin embargo, al asumir que ello no es del todo posible, se abren nuevas posibilidades para el disfrute sexual. “Al entrar en edad, lo primero que se debe hacer es desmitificar muchos aspectos. La entrada de los años no necesariamente tiene que verse como el declive de la actividad sexual, todo lo contrario, la misma es una excelente oportunidad para muchas otras maneras de fomentar el goce” sostiene Emma Ribas.

De igual manera, diversos especialistas coinciden en que cambiar los hábitos alimenticios puede ser fundamental para recuperar la potencia sexual, por ello es que invitan a tomar mejores consejos nutricionales para lograr un buen desempeño en las funciones sexuales.

“Se sabe que el flujo de sangre es importante para llevar a cabo una relación placentera. Por ello que al consumir alimentos sanos y naturales, se está mejorando la circulación y por ende se tendrá una mejor potencia sexual” destacan algunos expertos.

Lo recomendable en estos casos es determinar si existen problemas en el organismo y poder recibir con beneplácito la ayuda de los especialistas para obtener mejoras en la relación sexual.

Alimentos que pueden ayudarte a mejorar tu desempeño sexual

¿Qué hacer sí disminuye la potencia sexual? 1

A continuación, vamos a mostrarte cuatro alimentos que te ayudarán a la hora de mejorar tu potencia sexual. Vamos a explicarte cómo funcionan, pero tienes que tener en cuenta que cualquier cambio en un tratamiento médico debe consultarse con el especialista. Algunos alimentos pueden llegar a afectar a la eficiencia de los medicamentos recetados.

Ginseng

Este es uno de los alimentos más usados en la medicina tradicional china y uno de sus usos es la mejora de la potencia sexual. Una de las muchas ventajas que ofrece el ginseng es que mejora la liberación de óxido nítrico y el estímulo nervioso responsable de la erección. Este efecto, además, produce un fuerte efecto antioxidante que protege los vasos sanguíneos que se encargan de llenar los cuerpos cavernosos responsables de la erección.

Estudios científicos han demostrado que el ginseng produce un efecto relajador en el músculo liso del órgano sexual. Aumentando de esta manera su función eréctil de manera proporcional a la dosis recibida. Debes recordar que más, no siempre es mejor para todos.

Azafrán

El Azafrán es una especia de origen iraní que también se cultiva en la India y en varios países del mar Mediterráneo principalmente. Posee unos efectos muy positivos a la hora de mejorar la potencia sexual y en la medicina tradicional se usa como una sustancia afrodisíaca. 

Estudios científicos han revelado que posee unos beneficios potenciales para mejorar la vida sexual. La revista Phytomedic publicó un estudio que demuestra que pacientes que sufren disfunción eréctil pudieron incrementar tanto la cantidad como la duración de sus erecciones. Todo ello gracias al consumo diario de pastillas con 200 miligramos de estigma de Azafrán.

Maca

Este tubérculo originario de la zona andina de Perú es usado en sopas y guisos. Actualmente varios estudios han demostrado que su consumo gelatinizado aumenta el deseo sexual de los hombres, aumentando la fuerza y la resistencia. 

Una investigación realizada con atletas a los que se les dio suplementos con extractos de maca durante 14 días, mejoraron sus tiempos en pruebas de 40 km en bicicleta. Los propios atletas comunicaron a los investigadores un incremento en su apetito sexual.

Ajo

Son muchos los beneficios que el ajo ofrece al sistema cardiovascular ayudando a reducir la placa de ateroma, los niveles de triglicéridos y colesterol. Siendo estos algunos de los factores de riesgo a la hora de desarrollar una disfunción eréctil. Su inclusión en nuestra dieta ayuda a mantener sano nuestro sistema circulatorio, disminuyendo el riesgo de sufrir trastornos de erección. 

Consejos para mejorar tu vida sexual

¿Qué hacer sí disminuye la potencia sexual? 2

Los siguientes consejos que vamos a darte pueden ayudarte a reducir la posibilidad de sufrir una disfunción eréctil, aumentaran tu resistencia física, mejorando la calidad del sexo y tu potencia sexual.

Centrarse en los preliminares

Muchos hombres se centran en la penetración, pensando que es lo que define el sexo. Estudios realizados han demostrado que solo el 18% de las mujeres experimenta un orgasmo solo con el coito. Los mismos estudios muestran que el 36.6% de las mujeres dijo que estimular el clítoris es fundamental para llegar al orgasmo.

El activador sexual preliminar a la penetración puede incluir caricia, besos y sexo oral, hacer que esta actividad dure ayuda a mejorar la experiencia sexual. Además de aumentar la excitación, reduciendo la ansiedad del hombre por complacer a su pareja con la penetración. Recuerda que la ansiedad es uno de los factores de riesgo para sufrir una disfunción eréctil.

Controla el estrés y la ansiedad

La ansiedad y el estrés que pueden causar que no puedas tener o mantener una erección, ya que pueden distraerte en tus relaciones sexuales. La ansiedad sobre cómo va a ser tu desempeño sexual puede disminuir tu excitación sexual e impedirte centrarte en lo que estás haciendo.

Estas son algunos consejos para ayudarte a controlar la ansiedad y el estrés:

  • Céntrate en las sensaciones físicas más que en tu rendimiento sexual.
  • Duerme más, el cansancio producido por dormir poco o mal puede perjudicarte.
  • Haz ejercicio.
  • Medita.
  • Trabaja para mejorar tus relaciones.
  • Relájate realizando una actividad que te guste.

No fumar

El tabaco es una de las principales causas del aumento de la presión arterial y otros problemas cardiacos que están relacionados con los problemas de erección. Un análisis realizado sobre 13 estudios realizados sobre la relación entre el tabaquismo y el desempeño sexual. Demostraron que dejar de fumar mejora la función sexual, disminuyendo la disfunción eréctil y aumentando la potencia sexual.

Hacer ejercicio

Ser una persona físicamente activa ayuda a reducir los factores de riesgo de las afecciones cardiacas, mejorando la potencia sexual y la salud en general. Recuerda que dolencias como la presión alta, la diabetes o la cardiopatía pueden causar daños en los nervios y alteraciones en el flujo sanguíneo hacia el pene. Dificultando la posibilidad de tener o mantener una erección.

Además, el ejercicio regular puede mejorar la salud mental, reducir la ansiedad y te ayuda a sentirte más a gusto con tu cuerpo. Los hombres también pueden beneficiarse al ejercitar los músculos que están vinculados a la erección y la eyaculación. El siguiente ejercicio puede ayudarte:

  • Para el flujo de orina al orinar. Repite este ejercicio para ayudarte a conocer cuáles son los músculos que participan.
  • Cuando no estés orinando trata de contraer estos músculos durante 10 segundos, luego relajarlos durante otros 10 segundos y vuelve a contraerlos durante otros 10 segundos.
  • Repite este ciclo durante unas 10 veces al día.

Pin It on Pinterest