¿Es posible ganar altura ?

¿Es posible ganar altura ?

Como crecer más es una de las cuestiones que preocupan a un gran número de hombres. Junto con la calvicie, el problema de la altura es, probablemente, uno de los que más acompleja a los varones, ya que el ideal masculino que las mujeres parecen desear siempre está relacionado con una buena estatura. La pregunta es entonces, ¿Hay algo que se pueda hacer al respecto o la genética determina la altura sin que sea posible modificarla?

El periodo de la adolescencia es el más propicio para poder inducir cambios en la estatura. Durante estos años las placas de crecimiento de los huesos no han terminado aún de cerrarse, y además se trata de la etapa en la que el cuerpo produce una mayor cantidad de hormona del crecimiento. De ahí que no sea extraño observar cambios en la estatura de los adolescentes en periodos muy breves (lo que habitualmente se conoce como “el estirón”).

Teniendo en cuenta que se dan las condiciones propicias, todo lo que se haga en estos años puede resultar mucho más efectivo que cualquier medida que se pueda tomar después de los 21-22 años de edad, que es cuando las placas de crecimiento terminan de cerrarse.

Por lo tanto, es cierto que la altura puede llegar a modificarse, y para ello pueden ponerse en práctica algunas de las cosas que se mencionan a continuación. Su efectividad varía de unos casos a otros, pero lo que es cierto es que cuanto a más temprana edad se lleven a cabo, mejores resultados pueden esperarse.

 

Cuidar el sueño y la alimentación

Las horas de sueño son aquellas en las que se produce una mayor cantidad de hormona del crecimiento. Por lo tanto, para favorecer un aumento de estatura será conveniente dormir un mínimo de 8 horas, periodo que puede llegar a alargarse hasta 11 en la adolescencia. Un descanso suficiente y regular favorecerá la producción de esta hormona, logrando maximizar el potencial de crecimiento.

La nutrición también juega un importante papel en cómo crecer y lograr el máximo desarrollo. La comida basura es muy pobre en nutrientes, por lo que debe ser evitada tanto como sea posible. Por otro lado, un aporte generoso de proteínas en la dieta, beber mucha agua, y el consumo regular de alimentos que contengan vitamina D, zinc y calcio, son las mejores directrices que pueden darse al respecto de la alimentación cuando el objetivo es tratar de ganar altura.

 

Ejercicios para aumentar la altura

El ejercicio físico en general ayuda a mejorar la producción de la hormona del crecimiento, pero algunos en concreto pueden tener un mayor impacto en el desarrollo de la altura. Se trata de actividades dirigidas principalmente a estirar la columna vertebral y las articulaciones de la rodilla, alargando y estirando los cartílagos. Algunos ejemplos son:

 

Natación: la natación es una actividad que requiere de estiramientos máximos, lo que, con el tiempo, puede llegar a afectar positivamente a la altura. Eso sí, es necesario realizarla de forma consistente y al menos 5 horas semanales para poder lograr beneficios.

 

Colgarse: El ejercicio de colgarse de una barra puede ayudar a alargar la columna vertebral. Debe realizarse un mínimo de 10 segundos cada vez, estirando las vértebras. Pasado un tiempo se pueden añadir pesos en los tobillos.

 

Colgarse de manera invertida: Para este ejercicio se utilizan las llamadas botas de gravedad. Se trata de un sistema que ha registrado resultados sorprendentes, dándose casos de mejoras en altura de más de 1 cm con su uso prolongado.

 

Estiramientos: Cualquier tipo de estiramiento de piernas y espalda puede ser beneficioso para el crecimiento. En este sentido, apuntarse a Yoga puede ser una actividad que ofrezca muchos beneficios no sólo mentales, sino también físicos.

 

Adoptar una postura correcta: además de que estar erguido  crea la sensación de mayor altura, también colabora a alargar la columna en periodos de crecimiento.

 

 

Cirugía

Este procedimiento es poco frecuente, debido a su alto coste y complejidad. En un primer momento se empleaba para corregir problemas de crecimiento irregular, e incluso para casos de enanismo, pero como es lógico, la demanda de clientes hacia esta intervención terminó por otorgarle una mayor presencia en el ámbito de la cirugía estética.

Para realizar la intervención hay que llevar a cabo la fractura de los huesos de la tibia e insertar unas varillas microscópicas que se irán extendiendo a razón de 1 mm por día aproximadamente, para lograr el aumento de altura. Un proceso muy doloroso que la mayoría de personas prefiere evitar.

 

Calzado y alzas

Si bien no se trata de un procedimiento que mejore el crecimiento, el uso de zapatos especiales con alzas es una de las formas más sencillas, rápidas y baratas de parecer más alto. Compañías como Zerimar venden este tipo de calzado que es muy demandado por quienes quieren aparentar una mayor estatura.

 

Píldoras y suplementos para crecer

En el mercado actual de los suplementos, también pueden encontrarse productos para ganar altura. Quienes buscan cómo crecer, encontrarán en el sulfato de glucosamina un aliado para aumentar el volumen de los cartílagos. Un estudio llevado a cabo en 2002 demostró que el uso de este sulfato de glucosamina, administrado a una dosis de 1500g al día, produjo un crecimiento de entre 2 y 4 mm en los individuos del grupo de control en tan sólo 1 mes. De ello se deduce que su consumo regular, y a largo plazo, puede producir mejoras significativas.

VER PRECIO Y DISPONIBILIDAD EN AMAZON!

La marca HGH proporciona una serie de suplementos destinados exclusivamente al crecimiento, y otros suplementos como Peak height están elaborados con una combinación de ingredientes destinados a este fin.

 

Programas de crecimiento

La venta de cursos y programas online toca cualquier ámbito del conocimiento, y aunque parezca sorprendente, existen cursos que enseñan técnicas y métodos para este propósito. Quienes estén dispuestos a hacer el esfuerzo de llevarlos a cabo, podrán adquirir programas como:

 

Cómo crecer: conclusiones

Después de ver todas las opciones disponibles, la conclusión es que cada persona encontrará unos métodos u otros más apropiados a su situación. Probablemente la combinación de varios de ellos ofrezca los mejores resultados, pero lo que sin duda debe animar a todos aquellos que se preguntan si es posible crecer en edad adulta y sin recurrir a la cirugía, es que la respuesta es afirmativa.

¿Qué hacer sí disminuye la potencia sexual?

¿Qué hacer sí disminuye la potencia sexual?

El estudio EDEM refleja que tan sólo un 12% de los hombres con edades entre los 25 y 70 años ha tenido problemas por lo menos una vez con su potencia sexual, la cifra es pequeña pero no refleja el daño que realmente le produce a muchos hombres.

Para muchos hombres, su vigor y su masculinidad están íntimamente asociados a lo que tiene que ver con su potencia sexual. Un término que para muchos genera algo de confusión, pues no existe una definición real de lo que es, pero que para los hombres significa mucho al momento de acudir a una relación sexual.

En pocas palabras, potencia sexual se acuña para la capacidad que tiene el hombre de sostener una relación sexual por un tiempo determinado. Ello implica no solo el acto en sí, sino poder mantener la erección sin eyacular durante el lapso del coito.

Pero qué hacer cuando la virilidad no es suficiente. ¿Es el inicio del declive sexual para el hombre? ¿Existen métodos que le permiten regresar a una vida sexualmente activa sin que ello conlleve al uso de fármacos? Son parte de las interrogantes que aparecen cuando se percibe que el órgano no está funcionando bien.

Hay aspectos como la edad que va en detrimento de la potencia sexual, sin embargo, hay estudios que indican que productos habituales producen disminución de la virilidad. El alcohol, las drogas, sobrepeso y otros elementos influyen negativamente en lo que se quiere prolongar por mucho más tiempo.

 

Cómo afrontarlo

De acuerdo a lo expresado por Emma Ribas, psicóloga y sexóloga, solo un porcentaje mínimo de los hombres acude al médico al presentar síntomas relacionados con la impotencia o la reducción de la potencia sexual.

“Sólo acuden a un médico el 16,5% de los afectados. Hay miedo. Entre los hombres casi es un tabú. Sienten amenazada su masculinidad”, refiere la especialista.

Ribas agrega que es importante saber que lo más importante para poder acceder a un tratamiento temprano sobre esta enfermedad tiene que ver con la aceptación del problema. “El hombre no se permite fallar. Hay mucha autoexigencia y perfeccionismo entorno a las relaciones sexuales. Y hay mujeres que también creen que si el hombre no está totalmente excitado es por culpa de ellas, con lo que aumenta la autoexigencia para satisfacerlas. Eso mismo produce mayor ansiedad. “Es un pez que se muerde la cola” explica Emma Ribas.

Dado el paso de la aceptación y dejar atrás el miedo. El hombre debe estar claro que tras acudir a especialistas o someterse a un análisis clínico, podrían aparecer determinadas afecciones que serían la causa de esa disminución de virilidad.

“Es importante que el paciente esté consciente que se deben descartar diversas causas, unas pueden ser de orden cardiovascular, otras de tipo neurológico, en fin cualquier elemento orgánico o no que pueda estar afectando el desempeño normal de un hombre durante el acto sexual” refiere Luis Rodríguez Coordinador del servicio de urología del Hospital de Zaragoza.

 

Cambios placenteros

Todo hombre, desea mantener por muchos años la potencia y vigor de cuando se tienen 20, sin embargo, al asumir que ello no es del todo posible, se abren nuevas posibilidades para el disfrute sexual.

“Al entrar en edad, lo primero que se debe hacer es desmitificar muchos aspectos. La entrada de los años no necesariamente tiene que verse como el declive de la actividad sexual, todo lo contrario, la misma es una excelente oportunidad para muchas otras maneras de fomentar el goce” sostiene Emma Ribas.

De igual manera, diversos especialistas coinciden en que cambiar los hábitos alimenticios puede ser fundamental para recuperar la potencia sexual, por ello es que invitan a tomar mejores consejos nutricionales para lograr un buen desempeño en las funciones sexuales.

“Se sabe que el flujo de sangre es importante para llevar a cabo una relación placentera. Por ello que al consumir alimentos sanos y naturales, se está mejorando la circulación y por ende se tendrá una mejor potencia sexual” destacan algunos expertos.

Lo recomendable en estos casos es determinar si existen problemas en el organismo y poder recibir con beneplácito la ayuda de los especialistas para obtener mejoras en la relación sexual.

Vitaminas para los hombres  ¿Cuales son las más adecuadas?

Vitaminas para los hombres ¿Cuales son las más adecuadas?

En un mundo ideal, todos comeríamos dietas muy elaboradas, orgánicas y nutritivas, llenas de todo tipo de alimentos que nos proporcionan las vitaminas que necesitamos. Pero esto no siempre es posible para muchos hombres, lo que deja espacio para deficiencias en nutrientes comunes, trayendo como consecuencia diferentes problemas de salud.

Muchas personas asumen que las deficiencias de vitaminas o minerales no son un problema muy común, pero existen investigaciones indicando que estamos más expuestos de lo que creemos a este inconveniente. Muchos simplemente no consumimos suficientes de estos componentes en nuestra dieta diaria.

Un alto porcentaje de hombres hoy en día siguen dietas donde experimentas al menos un tipo de deficiencia en las vitaminas que consume, debido principalmente a seguir una dieta baja en alimentos ricos en nutrientes, como los pueden ser el magnesio, vitamina D, vitamina B12, potasio, yodo entre otros. Las faltas de estos componentes traen consigo diferentes síntomas que afectan nuestro organismo.

En realidad, los hombres son tan susceptibles como las mujeres a la hora de experimentar bajos niveles de vitaminas y minerales. Resolver estas deficiencias e ingerir más nutrientes ayuda a mejorar muchos aspectos de la salud general de un hombre: mayor fuerza y ​​crecimiento muscular, aumento de metabolismo y pérdida de grasa, más energía, mejor calidad en el descanso, desempeño sexual y reducción de riesgos como cáncer de colon o de próstata.

Es por esto que es importante para los hombres obtener la mayor cantidad de vitaminas como sea, tanto en su dieta como a través de suplementos, para evitar cualquier tipo de deficiencias perjudiciales a raíz de una mala alimentación.

 

Las vitaminas para los hombres: Las más adecuadas

Eligiendo entre las vitaminas que los hombres generalmente carecen, hemos realizado una lista con las más importantes, que además traen mayores beneficios al organismo masculino para asegurarse de que tu o tus seres queridos obtengan suficiente:

 

Vitamina D

La deficiencia de vitamina D es una de las más comunes en los adultos. Alrededor del mundo, un gran porcentaje de personas mayores de edad presentan al menos un mínimo grado de deficiencia en vitamina D, especialmente aquellos que viven en climas fríos y pasan la mayor parte del tiempo en espacios interiores.

Los hombres necesitan de esta vitamina para producir suficiente testosterona, mantener huesos fuertes, proteger la salud mental, prevenir trastornos en el estado de ánimo, controlar el colesterol y mantener correctamente los niveles de presión arterial.

La vitamina D también es capaz de ayudar a disminuir inflamaciones, por lo que algunos estudios han encontrado que los hombres deficientes en D podrían tener hasta un 80 por ciento más de probabilidades de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Se puede conseguir en ciertos alimentos como huevos y productos lácteos, pero sorprendentemente también puedes obtenerla a través de la exposición al sol, usando poco protector solar y estando durante un tiempo moderado. Con solo estar unos 20 minutos fuera cada día, la vitamina D se genera cuando los rayos solares entran en contacto con tu piel. Por eso es que en los días más fríos o lluviosos del año, donde no se puede salir con tanta frecuencia, considera tomar un suplemento para cubrir sus bases.

 

Vitamina B12

Muchos tienden a tener niveles bajos de vitamina B12 por diferentes razones. Hay estudios que demuestran que la mayoría de los hombres la consumen diariamente a través de la carne de res, aves y huevos, pero a menudo tienen problemas con la absorción adecuada de la misma debido al uso de medicamentos, especialmente quienes deben combinar fármacos de distintos tipos.

Esto se debe a que las medicinas bloquean los ácidos que funcionan para controlar la presión sanguínea o la diabetes, al interferir con la forma en que se metaboliza el B12 en el cuerpo, lo cual es un problema considerando que la deficiencia de esta vitamina puede provocar fatiga e inconvenientes en el sistema nervioso central.

Un informe de la Escuela de Medicina de Harvard indicó que aproximadamente de un 3 a 4 por ciento de todos los adultos se encuentran severamente bajos en B12, mientras que cerca del 20 por ciento tiene una deficiencia leve, pero que sigue siendo arriesgada.

Puedes obtener vitamina B12 a través de la mayoría de las proteínas animales, especialmente cordero, carne de res y salmón. Si evitas comer productos de este origen y estás tomando un medicamento regularmente, es una buena idea hacerte pruebas médicas para observar tus niveles de B12 en el organismo y considerar tomar un suplemento adicional diario para cubrirlo adecuadamente.

 

Antioxidantes (Vitaminas A, C y E)

Tener una dieta rica en alimentos ricos en antioxidantes como las frutas y verduras, en particular espinaca, brócoli y col, es la mejor manera de obtener estos componentes protectores como la vitamina C y A. Estas vitaminas liposolubles no pueden ser generadas por nuestro organismo, así que deben venir de nuestra alimentación y desde suplementos.

Su mayor beneficio es la lucha contra el daño de los radicales libres (también llamado estrés oxidativo), que acelera el proceso de envejecimiento y pone a los hombres en un mayor riesgo de problemas como el cáncer, el deterioro cognitivo, pérdida de la visión y enfermedades del corazón.

A medida que los hombres envejecen, el consumo de vitaminas antioxidantes ayuda a proteger las células sanas, prevenir las mutaciones celulares y el crecimiento del tumor, daños en las arterias y pérdida de tejidos. La piel seca, irritada y la mala visión (incluida la ceguera nocturna o la sensibilidad a la luz) podría ser una señal de que tienes bajos niveles de vitamina A o vitamina E, mientras que la deficiencia de vitamina C puede aparecer como un sistema inmunológico debilitado y hemorragias nasales.

Asegúrate de comer alimentos “coloridos” entre verduras y frutas, porque así garantizarás todos los valores de vitamina C, siempre combinándolos con frutos secos como las almendras y semillas de girasol para tener los beneficios adicionales de la vitamina E.

Con estas comidas y suplementos que contengan estos componentes, tendrás grandes ventajas como reducción de riesgos de enfermedades como alzhéimer, aterosclerosis, daños en la piel o diabetes.

     

 

Vitamina K

La vitamina K es importante para la construcción y el mantenimiento de huesos fuertes, la coagulación de la sangre y la prevención de enfermedades del corazón, sobre todo porque esta última es  actualmente una de las principales causas de muerte en adultos en muchas naciones occidentales.

¿Por qué un hombre puede tener bajos niveles de esta vitamina? La deficiencia de vitamina K es más común en los hombres que no consumen regularmente verduras o productos lácteos, o que han estado tomando antibióticos o medicamentos durante un período prolongado de tiempo. También los hombres que sufren de problemas intestinales que Interfieren con la absorción.

La vitamina K1 se encuentra en muchos vegetales verdes, mientras que la vitamina K2 se encuentra en productos lácteos. La mejor manera de prevenir la deficiencia de vitamina K es comer muchas verduras, incluyendo verduras de hoja verde y brócoli, además de pescado y huevos.

 

Los minerales más adecuados

Vale destacar que no solo se trata de las vitaminas, porque los hombres también deben hacer un esfuerzo para combinarlas consumiendo minerales esenciales y ácidos grasos, como los siguientes:

 

Magnesio

Este es un mineral de electrolito fundamental, involucrado en más de 300 procesos químicos diferentes. Juega un papel en la regulación de los niveles de calcio, potasio y sodio, ayudando a prevenir condiciones como la presión arterial alta, espasmos musculares, dolores de cabeza y enfermedades del corazón.

Los niveles de magnesio en la fuente de alimentación moderna han estado bajando debido al agotamiento del suelo, que es una razón por la que la gente estuvo consiguiéndolo cada vez menos. Cuando un hombre está bajo mucho estrés, tiene sesiones prolongadas de trabajo o tiene algún tipo de trastorno digestivo que bloquea la absorción, es muy probable que experimente bajos niveles de magnesio.

Los signos de deficiencia de magnesio son de gran alcance: contracciones musculares, ansiedad, problemas para ir al baño y dificultad para dormir bien. Asegúrate de obtener suficiente de este mineral consumiendo todo tipo de verduras, fréjoles/legumbres, nueces y frutos secos.

También es una buena idea complementar con dosis adicionales de magnesio, ya que los estudios muestran que en cuanto a este mineral, muchas personas mayores son propensas a experimentar disminución de la absorción intestinal, reducción de los depósitos en la estructura ósea y el exceso de pérdida a través de la orina.

 

Omega-3

Hay muchos beneficios asociados al consumo de peces silvestres, porque son altos en ácidos grasos omega-3. Estos pueden ser salmón, sardinas, atún. Los suplementos de aceite de pescado Omega-3 también pueden ser útiles para recibir una proporción más adecuada de estos beneficiosos ácidos dentro de tu dieta.

La mayoría de las personas consumen muchos ácidos grasos omega-6, que son pro-inflamatorios y se encuentran en muchos alimentos envasados ​​y aceites vegetales, pero no suficientes ácidos grasos omega-3, que son anti-inflamatorios y no solo se encuentran en ciertos pescados, sino también en huevos, nueces y semillas.

Idealmente, todos los hombres consumirían el doble de omega-6 que de omega-3, pero lamentablemente, es normal ver que sobrepasen esa cantidad y lleguen a ingerir 10 veces más. Estos dos minerales necesitan equilibrarse mutuamente para mantener bajos los niveles de inflamación, protegiendo el corazón, el cerebro y el sistema inmunológico.

Comer pescado varias veces por semana, o tomar un suplemento de aceite de pescado omega-3 equivalente a unos 1000 miligramos al día, es la mejor manera de lograr una dosis correcta.

 

Potasio

El bajo nivel de potasio aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares, especialmente la presión arterial alta, afectando a uno de cada tres hombres adultos. También se ha relacionado con la mala salud de los huesos, metabolismo lento, fatiga (ya que las células utilizan su glucosa para la energía), mala digestión y espasmos musculares.

Estudios indican que muchos adultos alrededor del mundo ni siquiera obtienen la mitad de la cantidad recomendada de potasio que necesitan. La deficiencia de potasio es más común en los hombres que toman medicamentos o diuréticos con el fin de tratar la presión arterial alta, diabetes o enfermedades coronarias, además de los que toman laxantes a menudo para el estreñimiento, que tienen antecedentes de trastornos renales o suprarrenales, alcohólicos y hombres que se practican ejercicios de alta intensidad.

Puedes satisfacer tus necesidades de potasio al comer alimentos como alubias/legumbres, aguacate, batata, plátanos, salmón y carne de res. Si estás deshidratado, tienes fiebre o diarrea, lo más probable es que tus niveles de este mineral estén cayendo y debas hacer un esfuerzo para obtener más de lo habitual.

 

Recomendaciones

Hay muchas situaciones cotidianas que nos exponen a un descenso en los niveles de vitaminas:

  • Cuando hay cambios de estaciones en el clima
  • Si se presentan altos niveles de estrés, jornadas laborales prolongadas, épocas de exámenes o problemas personales graves
  • A la hora de mantener una dieta para adelgazar o perder peso
  • Antes de cada intervención médica o tratamiento importante
  • Para mantener el cuidado de la piel, el cabello, reponer fuerzas, tener más energía y ánimo
  • En personas mayores cuando están desvitalizadas emocionalmente, como también cuando sufren de alguna condición renal, crónica o hepática

Se recomienda hacerse controles médicos y analíticas para determinar cómo están los niveles de vitaminas en tu organismo, para empezar a seguir una dieta que apoye las cantidades necesarias para tu cuerpo y saber elegir los suplementos que vas a ingerir para tener una vida saludable físicamente y mentalmente.

Ginecomastia: Como deshacerse de las tetas de los hombres.

Ginecomastia: Como deshacerse de las tetas de los hombres.

¿Que es la Ginecomastia ?

La ginecomastia es uno de los problemas que más avergüenzan a los hombres. Consiste en una anomalía hormonal por la cual los pechos masculinos se hinchan y agrandan, adoptando una forma y tamaño que los hace parecer femeninos.

Es fácil imaginar lo embarazoso que para un hombre resulta el comprobar que sus pectorales comienzan a parecerse a los senos femeninos, y en muchos casos, a ese malestar hay que unir el hecho de que quien padece este problema suele desconocer su origen hasta que consulta con un doctor.

Lo habitual es pensar que los pechos empiezan a adoptar esa forma por un problema de sobrepeso, pero lo cierto es que la ginecomastia es un problema hormonal que se produce cuando hay un exceso de testosterona y esta termina por convertirse en estrógenos, una hormona femenina. Este proceso es lo que se conoce como aromatización, y el resultado es un aumento del tejido mamario  que en ocasiones resulta doloroso al tacto.

Sin embargo, más que el daño físico, el impacto de la ginecomastia suele ser emocional. Al menos un estudio ha demostrado que la ginecomastia causa importantes perjuicios psicológicos y de autoestima.

 

Síntomas y causas de la ginecomastia

Los síntomas de la ginecomastia suelen ser bastante evidentes y por ello no resultan difíciles de detectar. Las glándulas mamarias comienzan a experimentar hinchazón, y cualquier roce resulta doloroso. El pezón comienza a endurecerse o al menos una parte de él, y al tocarlo se puede comprobar que la textura es distinta en unas partes con respecto a otras.

El desequilibrio hormonal entre testosterona y estrógeno es la principal causa de las tetas en los hombres. Un exceso de estrógenos, o un exceso o déficit de testosterona que como reacción provoque un aumento incontrolado de estrógenos,  son las causas que se hayan detrás de los casos de ginecomastia.

Los casos de ginecomastia son más comunes de lo que a priori pudiera pensarse, y se dan en tres etapas principalmente. Los recién nacidos suelen presentar en ocasiones un acusado desequilibrio hormonal, lo que lleva a que muchos bebes tengan un problema de pechos agrandados durante las primeras semanas de vida. La buena noticia es que casi siempre este desequilibrio se corrige por si solo, y la mayoría de ellos recuperan el tamaño y la apariencia normal sin que sea necesario ningún tratamiento.

La adolescencia es una etapa de profundos cambios hormonales, y por tanto, la aparición de la ginecomastia es muy frecuente, tanto, que se calcula que 1 de cada 2 adolescentes pueden llegar a experimentar este problema. También en este periodo la solución llega por sí sola, aunque puede llevar hasta 1 año que los niveles hormonales vuelvan a equilibrarse.

El tercer periodo en el que suele hacer aparición la ginecomastia es cuando el hombre se acerca a la vejez y sus niveles de testosterona bajan de forma notable. Como además el descenso en la producción de testosterona suele ir acompañado de sobrepeso, y este es otro factor que propicia una mayor producción de estrógenos, no es extraño que un buen número de hombres, pasados los 50, comiencen a tener un aumento de las glandulas mamarias.

Además de estos periodos muy concretos, hay otros posibles motivos para la aparición de tetas en los hombres. Algunas enfermedades y medicamentos, el abuso de drogas o alcohol, o una excesiva utilización de determinados esteroides anabólicos son otros motivos que pueden ocasionar estos desajustes hormonales.

 

Tratamiento de las tetas en los hombres

Sabiendo que hay casos en los que el problema se resuelve con el paso del tiempo, no siempre hay que tomar medidas, En ocasiones es el propio cuerpo el que se autorregula y devuelve los valores a la normalidad,

Pero cuando la ginecomastia persiste y las molestias se alargan más de lo que cabría esperar, es necesario aplicar algún tipo de tratamiento. Dependiendo de la gravedad, estos tratamientos serán más drásticos o menos.

Cirugía: es un tratamiento eficaz, pero que suele limitarse a aquellos casos más graves y que no presentan mejora con otros tratamientos. Su inconveniente principal es la existencia de cicatrices a posteriori,  además de que no en todos los casos la seguridad social cubre la intervención, por lo que si los doctores no acreditan un daño psicológico severo, el paciente tendrá que recurrir a la sanidad privada para realizarse esta intervención, con el elevado gasto económico que eso conlleva.

Uso de medicamentos: La terapia de reemplazo de testosterona, los inhibidores de la aromatasa, y  medicamentos anti estrogénicos como el tamoxifeno son los tratamientos farmacológicos más comunes para luchar contra las tetas en los hombres. Para acceder a cualquiera de ellos será necesario acudir a un profesional médico que tras un análisis, diagnosticará cual es el más adecuado y prescribirá una receta.

Soluciones sin receta: Si no se quiere acudir a un doctor, hay suplementos en el mercado cuya adquisición no precisa de una receta médica. Cremas para la reducción de mamas como Gynexol.

 

o suplementos para aumentar la producción de testosterona son alternativas válidas que pueden ayudar a mejorar o solucionar definitivamente la ginecomastia.

Si bien las tetas en los hombres pueden aparecer en determinados periodos por irregularidades hormonales, no siempre se convierten en un problema permanente. Pero cuando resulta claro que la ginecomastia ha llegado para quedarse, es conveniente tomar cuanto antes algún tipo de medida.

Lo ideal es comenzar por las soluciones más al alcance de la mano, y sólo en el caso de que estas no proporcionen los resultados esperados, pasar a la terapia farmacológica o a la intervención quirúrgica.

Pero es importante resaltar que cuanto antes se tome acción, menos opciones existen de que el problema adquiera mayores dimensiones. Y cuando esto ocurre, el daño psicológico puede llegar a ser considerable, afectando a las relaciones sociales o a la vida sexual.

Síntomas de la testosterona baja

Síntomas de la testosterona baja

Como se sabe, la testosterona es la hormona masculina por excelencia. Dicho de otra forma, es la hormona responsable de las características masculinas en el hombre. Sin embargo, en algunas ocasiones, debido a problemas físicos, enfermedades, medicación o simplemente debido al proceso natural de envejecimiento, los niveles de testosterona pueden disminuir, ocasionando más de un problema.

Cuando la testosterona disminuye, suele producir una serie de síntomas que son típicos o característicos de esta condición y que deberían ser tomados como un llamado de alerta para adoptar urgentes medidas al respecto con la finalidad de evitar que se genere un daño irreversible. Los principales síntomas de testosterona baja son:

  • Fatiga permanente y sensación de poca energía
  • Pérdida del vello corporal
  • Depresión
  • Disminución en la fuerza y volumen muscular
  • Fragilidad ósea
  • Disminución del volumen testicular
  • Ginecomastia (crecimiento mamario en los hombres)
  • Apnea durante el sueño
  • Irritabilidad y malhumor
  • Sudores nocturnos y sofocos
  • Pérdida de memoria

La testosterona baja puede detectarse mediante exámenes sanguíneos de laboratorio. Una vez detectado el problema, puede implementarse una terapia de sustitución hormonal. Hoy en día existen diversas alternativas además de las clásicas inyecciones, entre las cuales están los geles, implantes subdérmicos y parches.

Los beneficios del té verde

Los beneficios del té verde

Hay hábitos muy simples que pueden marcar una gran diferencia en la salud, descubra los beneficios del té verde.

El té verde es una bebida que se ha venido consumiendo durante siglos, pero no ha sido hasta hace poco tiempo cuando se ha tenido una confirmación científica de todos los beneficios del té verde. Entre los más destacados pueden señalarse los siguientes:

Reduce los niveles del colesterol “malo”

Como todo el mundo sabe, una dieta alta en grasas saturadas suele ocasionar problemas de colesterol que pueden terminar por propiciar problemas cardíacos. Pero no todo el colesterol es perjudicial, cabe distinguir entre el conocido como “colesterol malo” y “colesterol bueno”. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition señala que una taza diaria de té verde reduce significativamente los niveles del colesterol malo, sin que los del colesterol bueno se vean afectados.

Minimiza el riesgo de sufrir hipertensión

El consumo regular de té verde, incluso en pequeñas cantidades, reduce el riesgo de padecer problemas de hipertensión. Así al menos lo demuestra un estudio publicado en Archives of Internal Medicine, que tras un año administrando esta bebida a grupos de control, señaló que, en función de la cantidad de té consumida, el riesgo de hipertensión se redujo entre un 46 y un 65%.

Minimiza el riesgo de ataque cardíaco

Otro estudio, este realizado en 2014, comprobó que el riesgo de ataque cardíaco entre dos grupos de control era mucho menor en aquel al que se le había proporcionado té verde de manera regular en relación al otro grupo, que no lo había tomado. También puso de manifiesto que la cantidad de té verde consumida era directamente proporcional al descenso de este riesgo.

Puede proteger de determinados tipos de cáncer

Si bien los estudios realizados no son definitivos a la hora de establecer una correlación directa entre la incidencia del cáncer y el consumo de té verde, se ha comprobado que en países como Japón, donde el té verde se toma con mucha mayor frecuencia, los casos de determinados tipos de cáncer son mucho menores.

Ayuda a perder peso

No es ninguna novedad que el té verde ayuda a quemar grasas. De hecho, un gran número de productos adelgazantes están realizados a base de té verde y cafeína, una combinación que se muestra especialmente eficaz en la reducción de peso.

Pin It on Pinterest