La L-Teanina es un aminoácido presente, principalmente, en las hojas de té verde que proporciona grandes beneficios tanto para la mente como para el estado de ánimo. Quienes sufren de ansiedad, suelen recurrir a sustancias sedantes para contrarrestar el problema, lo cual tiene un efecto secundario derivado, como es el bajo nivel de activación del organismo y su incapacidad para trabajar a pleno rendimiento.

La L-Teanina, sin embargo, proporciona todos los beneficios de una sustancia relajante pero no te deja “chafado” como la mayor parte de éstas. De hecho, puede combinarse con otras sustancias estimulantes para lograr un mayor nivel de concentración y enfoque sin que ello afecte a los niveles de ansiedad.

Para conocer con más detalle qué podemos esperar de la L-Teanina, vamos a realizar un completo repaso de sus características y propiedades.

 

¿Qué puedes esperar de la L-Teanina?

 Hay una razón por la que la L-Teanina se ha convertido en un suplemento popular, y es la capacidad de este aminoácido para mejorar la función cerebral al mismo tiempo que proporciona un efecto calmante.

El aprendizaje y la retención de información son demandas que exigimos a nuestro cerebro en determinados momentos. Especialmente entre estudiantes en época de exámenes, ésta se convierte en una necesidad prioritaria. El uso de sustancias estimulantes como las anfetaminas, colabora a lograr esos objetivos, pero tiene un precio a pagar: un elevado nivel de ansiedad que además se ve agravado por el efecto adictivo que generan.

La estructura química de la L-Teanina es bastante parecida a la que presenta el glutamato, otro aminoácido que colabora en la transmisión de impulsos nerviosos en el cerebro. Gracias a ello, la memoria y la capacidad de aprendizaje se ven favorecidas, pero en este caso, sin efectos colaterales.

Es más, no sólo se trata de que la L-teanina no produzca nerviosismo ni adicción, es que además, aumenta los niveles de serotonina y dopamina, dos sustancias químicas íntimamente relacionadas con el nivel de felicidad que experimenta el cerebro, y provoca un efecto de disminución del estrés.

Si el té verde es una bebida tan popular para el propósito de relajarse es porque funciona, y lo hace gracias a las mencionadas propiedades de la L-Teanina.

 

¿Cómo obtener los mayores beneficios de la L-Teanina?

 Ya hemos visto qué beneficios aporta este aminoácido al cerebro y al organismo en general. Ahora bien, ¿Qué hemos de hacer si queremos sacar el máximo partido de estos efectos?

En este sentido hay dos factores a considerar: la dosis y la combinación con otras sustancias.

En lo que se refiere a cualquier nootrópico, y la l-teanina lo es, es importante tomar la dosis adecuada para lograr los efectos que se buscan. Una dosis menor tendrá un impacto mínimo, y una demasiado alta puede conllevar efectos indeseados. Aunque cabe mencionar que la L-Teanina es un suplemento considerado como muy seguro (la FDA al menos así lo cataloga), cada persona experimenta diferentes reacciones a cualquier sustancia, por lo que no conviene exceder la dosis recomendada en pos de un mayor efecto.

Esta dosis máxima recomendada es de 200 mg, pero su máximo rendimiento se logra al combinarla con una sustancia como la cafeína, cuyo efecto energizante es sobradamente conocido.

 

L-Teanina y Cafeína

La combinación de l-teanina y cafeína mejora la atención, la concentración y la motivación. Además, el efecto sobre el estado de ánimo que ejerce la cafeína hace que estemos de mejor humor, mientras que la L-Teanina anula los inconvenientes que suele presentar el consumir altas dosis de cafeína, como un exceso de nerviosismo.

De cualquier modo, tal y como ya se ha señalado, no todo el mundo experimenta la misma sensibilidad a estas sustancias ni a su combinación. Por ello, aunque la dósis recomendada para combinar una y otra es de 200 mg de teanina y 100 mg de cafeína, siempre hay que tener en cuenta  qué cantidad de café se toma a lo largo del día.

Por ejemplo, para una persona que no esté acostumbrada a beber café esta dósis puede ser inicialmente demasiado alta, por lo que sería recomendable comenzar con una dosis menor, manteniendo, eso sí, la proporción de 2 a 1 en lo que se refiere a l-teanina y cafeína. De este modo se evitan posibles efectos secundarios de pequeña importancia como dolores de cabeza o mareos que se han registrado en algunos casos.

 

Conclusión

Debido a que aún no hay un conocimiento extensivo por parte de la población de lo que son los nootrópicos, hay ocasiones en que algunas personas se muestran reticentes a su utilización. La combinación de cafeína, una sustancia con la que casi todo el mundo está familiarizado, y L-teanina, un aminoácido presente en las hojas de té verde, puede ser una buena forma de iniciarse en los beneficios que los nootrópicos aportan, esto es, una mayor agilidad mental y un estado de ánimo más positivo.

Pin It on Pinterest

Share This